21/6/18

Un repaso a Essen 17 tras mas de medio año

Ya han pasado bastantes meses desde que deambuláramos entre los pabellones de la feria de juegos de mesa por excelencia. Nuestro primer Essen, nuestra primera incursión en la que es la considerada  como la feria del consumo en nuestro hobby, la de comprar sin medida, donde se presentan la mayoría de los juegos de mesa de un año y donde se pueden comprar todos ellos. Las editoriales se ponen sus mejores galas y es para ellas la referencia y el punto en rojo en el calendario, el ser o no ser de sus juegos y de sus ventas anuales. Para nosotros, es como la añada en los vinos, hay años que recordamos como increíbles por la calidad de sus juegos, otros años es la repetición de un tema en los juegos editados lo que recordamos, muchos han pasado sin pena ni gloria, pero todos comparten algo: todos los años se espera esta feria con ilusión e interés.

Este ha sido nuestro primer Essen, pero no el ultimo. Es una experiencia digna de vivirse para el que este metido en esto de los juegos de mesa. Como bien deciamos en entradas anteriores, nos hemos vuelto un poco locos comprando y creo que el objetivo de la feria no es a ver quien es el que mas compra, sino el que mas disfruta de la experiencia, por supuesto que comprar hay que comprar, pero aseguro que mi segundo año ya no sera de la misma manera.

Por muy manido y repetido que este el tema, creo que un repaso a lo que nos trajo Essen en 2017 nunca viene mal. Sobre todo a estas alturas, en las que ya hemos probado todo, o casi todo, y hay mucho mas criterio a la hora de hablar de juegos.

Vamos a hacer alguna que otra entrada al respecto, haciendo entradas dobles, ya que ambos hemos estado en Essen, y ambos hemos ido juntos. En algunos casos las opiniones pueden coincidir, en otros puede que sean dispares...pero es lo bueno de esto no? Si todos pensasemos lo mismo seria super aburrido.

En lugar de hacer un tipico ranking, vamos a dividir todos los juegos en varias categorias. Dentro de las mismas los juegos que se pueden catalogar en ellas.
Las categorias pueden ser: pepinos o imprescindibles, grandisimos juegos, buenos juegos, sorpresas, no son para tanto, decepciones, familiares, parties & fillers y otras cosas, juegos aun sin probar, y menciones especiales (juegos que se probaron en la feria y que no se compraron o que no se compraron pero son producto de Essen).

Este primer año he comprado (gixmo) 36 juegos, de los cuales, a estas alturas, hay 7 que todavia no he probado.
.- Kiek: compra por coleccionismo, no me molesta en absoluto el tenerlo precintado, es un Splotter!!
.- Laurel Crown: lecturas posteriores me han hecho pensar que mejor lo sacamos al hilo de venta
.- Sissi der Bohnerkaisserin: bueno, este me lo regalaron por comprar otro, como me gusta el Bohnanza y ya lo tengo, este ya se ha ido de casa
.- Statecraft: con ganas de sacarlo a mesa, he leido cosas malas del juego, pero promete ser algo divertido con mucho azar y mucho chupate esa
.- Yardmaster: no ha surgido la oportunidad de probarlo todavia, pero espero hacerlo. Es de esas cosas que encuentras tiradas de precio
.- Expansion del Port Royal: juego que me encanta, pero que es dependiente del idioma y mi aleman no es para tanto
.- In the shadow of the Emperor: no lo he juagdo desde que lo compre en Essen, pero ya lo habia jugado anteriormente

A modo de resumen os diré que este año volveremos y que yo, (Kalino) trataré de corregir todo lo que hice mal el pasado. Entre otras cosas, la principal, comprar menos de la mitad de lo que compré en Essen 2017. Con este documento doy por inaugurados las listas de Essen 2017. Espero que la disfrutéis y os sirvan de referencia.
Por el otro lado gixmo no tiene intencion de corregir cosas, sino de cambiarlas :)

Empezamos en 3.....2.......1

6/6/18

De cuando nos gusta sufrir

Y de que va la ida de pinza esta que se nos pasa ahora por la cabeza? Pues muy sencillo, cuantas veces nos han dicho, hemos oido o, incluso, hemos dicho eso de... necesitas avrias partidas para saber si el juego te gusta o no. No se puede dar una opinion sobre un juego con solo una partida...

Ninguna? No me lo creo.

Ya deje claro hace tiempo que yo soy de la opinion que las valoraciones de un juego con solo una partida son totalmente validas, la cuestion es tener en cuenta si la persona sabe de lo que esta hablando, con todos los parametros que hay implicados (bagaje del jugador, haber jugado bien con las reglas, dificultad del juego....).
Tambien es un caso aparte el hecho de hacer reseñas siempre positivas, nunca negativas, que no quiero tratar ahora mismo (siempre se hace con mas ilusion y mas ganas).

A lo que vamos, vamos a ponernos en la situacion de que las reglas se han jugado correctamente, eso es una premisa indispensable. Si has jugado una partida y el juego no te ha gustado, no lo has disfrutado, se te ha hecho largo, se te estaba atragantando la partida... voy a tener que jugarlo una segunda vez para poder confirmar esa situacion? Me lo estas diciendo en serio?

Insisto que esto va tambien vinculado a mi forma de ver el tema de las valoraciones, pero, al margen de eso, me estas contando que es el unico juego al que tengo que jugar, que no hay mas juegos en el mundo y tengo que seguir sufriendo la partida?

Disculpa pero no. Para empezar esto es una aficion para disfrutar, no es un trabajo en el que tienes que hacer las cosas te guste o no (siempre dentro de un limite). Para seguir hay, para bien y para mal, muchos juegos editados, cada dia se editan mas, como para tener que repetir una mala experiencia. Y para terminar, hay muchas mas formas de entretenerte y disfrutar de tu tiempo, los juegos de mesa no son la unica aficion que existe, os lo aseguro.

Por suerte no le gusta lo mismo a todo el mundo, si necesitas sentirte reforzado en tus gustos recibiendo la misma opinion que tu tienes de un juego por otra persona, creo que estas equivocado. Parafraseando la pelicula Fama.. "aqui se viene a disfrutar", bueno, casi lo mismo que decian alli.

Lo siento pero no, si tengo una mala experiencia con un juego, no tengo intencion de volver a sentarme en la mesa con ese mismo juego para cerciorarme, hay muchos juegos a los que jugar y poco tiempo para hacerlo como para tener que ratificar que tu opinion es diferente a la mia. Lo es y punto.

Y si vas a comer a un restaurante y te dan un mal servicio o mala comida? Vuelves al dia siguiente a ver si es cierto que la comida es mala y/o el servicio es malo?

1/6/18

Reseña Ortus Regni (2014)


Ortus Regni (2014)

Editorial: Jon Sudbury Games
Diseñadores: Jon Sudbury
Artista: ¿?




Ortus Regni es un juego de cartas inspirado en el período anglosajón de la historia de Inglaterra. Una época de guerreros reclamando tierras, estableciendo feudos y desarrollando poderosos vasallos, luchando e involucrándose en interminables luchas políticas, todo mientras los vikingos vagaban no solo por el mar, sino por la tierra. Es verdaderamente una Edad Oscura, durando 600 años, hasta la conquista normanda de 1066, en la que se decidió el futuro de un gran reino que se convertiría en Inglaterra.

Diseñar tu mazo de cartas antes de que comience el juego es una de las características clave del juego. Ortus Regni es un juego de diseño de mazo, en lugar de un juego de construcción de mazos, es decir, tienes el control total del mazo con el que comenzarás a jugar tu partida. Tendremos varios conceptos de mazos prediseñados, como un mazo Lord, un mazo de guerreros, un Mazo Político o un mazo de emisarios, entre otros, pero tales conceptos son solo el comienzo de las opciones de diseño. El mazo inicial que creas también puede ser un híbrido sutil de varios conceptos, o algo totalmente diferente e inusual.

Tus oponentes tendrán acceso a la misma serie de cartas que tienes tú para crear tu mazo inicial. Con esa premisa tratarás de crear un mazo que contrarreste los mazos de tus rivales y te permita tomar la ventaja necesaria para ganar la partida.


MATERIALES:

Ortus Regni es un espectáculo de materiales. Estamos ante uno de los juegos más espectaculares que te puedes encontrar en una mesa y eso es mucho decir cuando para conseguirlo no introduce ni una sola miniatura.

No me voy a extender con esto porque en las fotos se ve claramente todo lo que trae y a lo que me refiero. Solo deciros que el material es de excelente calidad y que todo lo que trae tiene sentido, incluidos los tochos de madera que además de organizar tus cartas te permiten agilizar la partida.



Además, no requiere de compra de cartas o añadidos que vayan saliendo y que necesitaremos adquirir para poder estar a la última. Aquí todo está dentro de la caja, no necesitas más, no hay más.

Un 10 en este apartado.


¿Qué es Ortus Regni y qué nos ofrece?

Es complicado hacer un resumen de este juego dando solo unas pinceladas y que el lector tenga una idea certera de lo que ofrece. Voy a tratar de hacerlo pero el juego tiene una profundidad enorme, muchísimas opciones y cada partida es única. Os dejo abajo el enlace a las reglas en castellano si queréis indagar más.

En resumen, empezaremos la partida creando un mazo de 24 cartas entre las 15 diferentes que tiene cada jugador. De las 15 cartas diferentes tendremos 6 copias de cada una de ellas. A este mazo se le añade una carta de tu palacio que empezará ya bajada en la mesa. Con esas 25 cartas tenemos que conseguir ser el último Conde en pie.

Profundizando un poco las cartas se engloban en tres tipos de cartas:
  • Personalidades: Príncipes, Vasallo, Mercenarios…
  • Propiedades: Palacio, Castillos, Campos, Iglesias...
  • Política: Traiciones, Intrigas, Aliados…

Cuando conformes el mazo de juego tendrás que elegir qué tipo de mazo quieres manejar, pudiendo crear pocos feudos, pero muy fuertes y con mucho ejercito o diversificar en muchos pequeños feudos o un mazo más político que te va a permitir robar cartas a tus rivales o intentar condicionar a los vikingos para que hagan incursiones a los feudos rivales o un poco de todo. Como puedes ver, las opciones son muchas y eso que solo tienes 24 cartas para escoger entre 15 diferentes…

El objetivo del juego es eliminar todas las propiedades de tus rivales siendo el último jugador en pie. También puedes ganar si los demás jugadores se quedan sin cartas en el mazo de robo.



Sin entrar mucho en detalles, cada turno te permitirá jugar una carta de tu mano haciendo lo que te permita esa carta. Además de eso, siempre podrás bajar cualquier número de cartas de tu mano como torres. Cualquier carta de tu mazo si le damos la vuelta es una torre y nos permitirá defender nuestro feudo de los ataques de los rivales y de los vikingos. Cuando terminemos el turno, robaremos una nueva carta de nuestro mazo.

El juego incluye mazos generales que robaremos en diferentes momentos. Estos son el mazo de batalla, el mazo de justas y el mazo de vikingos.

Un jugador que pretenda emprender una batalla escogerá primero un jugador rival, después seleccionará las propiedades del rival a las que se va a enfrentar y por último el ejercito con el que lo va a hacer. Su rival escogerá el ejercito que defenderá. Cuando nos enfrentemos en batallas se robará una carta del mazo de batalla, en función de la carta robada tendremos cuatro resultados posibles: batalla normal en la que ambos bandos se infringen daño, gana el atacante, gana el defensor o la iglesia decide (el jugador que tenga mayor presencia eclesiástica, y que puede no ser ninguno de los que están batallando decide quién gana). Cuando un jugador hace daño a otro, estos puntos de daño podrán ser absorbidos por las torres que hayamos bajado. Si el ataque era a las torres, estas se destruirán, pero no así si el ataque es a otra propiedad. Las torres absorberán el daño y se mantendrán en la mesa. Por otro lado, las personalidades que actúen en la batalla también podrán absorber el daño sin destruirse.



El mazo de justas nos permitirá enfrentarnos en lo que se supone que es una demostración de fuerza entre condes. Cada conde se jugará una propiedad elegida previamente y la defenderá un participante elegido también previamente. Una vez hechas las elecciones se robarán dos cartas del mazo de justas por conde participante. El resultado será tipo póker, siendo el mayor resultado tres cartas de príncipes y la peor opción que salgan las cartas de sin suerte. El perdedor de la justa le dará la propiedad al Conde ganador.

Para finalizar este breve resumen tengo que hablaros de los vikingos. Los vikingos no empiezan en la mesa, van a ir poco a poco avisando de su llegada. Esta se va a ir dando por diferentes motivos que no voy a entrar a detallar, pero llegar llegan y cuando lo hacen, destruyen. Son muy duros y siempre tendremos un ojo puesto en ellos puesto que pueden hacer decantar la partida. Una vez los vikingos hayan llegado, se sacará de una bolsa un cubo, el propietario del cubo decide donde atacan. Para poder tener más opciones de que el cubo sea de tu color, podrás mandar emisarios a interceder por ti. Esto se traduce en usar cartas de personalidades que se usan para meter cubos de tu color en la bolsa.

Y resumiendo mucho esto es el juego. Hay muchas cosas que me dejo en el tintero, pero si habéis llegado hasta aquí ya tenéis una idea de lo que ofrece y lo que os vais a encontrar.



Conclusiones:

No se las partidas que he jugado a este juego, creo que puede estar cerca de 70 partidas entre la aplicación y el juego físico y me sigue encantando jugarlo. Aunque no he dicho nada de ello, este juego tiene una aplicación que además de servirte para aprender a jugar, está muy bien integrada y te da sensaciones similares que jugarlo en mesa. Recomiendo que probéis la aplicación primero antes de invertir en el juego físico.

El juego básico es para dos jugadores. No necesitas ampliaciones si solo lo vas a jugar a dos, ahora bien como más lo disfruto es a tres o cuatro. Jugándolo a este número tienes que tener en cuenta la eliminación de jugadores. En mi caso no es problema, y menos con la duración de las partidas (en media hora se ha terminado), pero es verdad que si te eliminan pronto te toca mirar y esperar. Esto puede ser un problema para algunos.

Como os decía el juego tiene ampliaciones. Estas no son más que dos jugadores más por ampliación. Pudiendo llegar a ser seis jugadores el máximo permitido. Para ello necesitaríamos hacernos con las dos ampliaciones existentes. Yo el máximo que he jugado es a 4 puesto que solo tengo una ampliación. Me gustaría jugarlo a seis en mesa, para probarlo alguna vez, pero no creo que sea su número optimo.

Abajo el juego base, encima la expansión.

Si entro en las mecánicas del juego tengo que destacar que el arte de las cartas no ayuda a aprender a jugar. Cada carta solo cuenta con un dibujo muy chulo, pero que no es nada ilustrativo. Las primeras partidas son complicadas precisamente por este detalle, si bien cuando te familiarizas con ellas todo va rodado. Además, el juego trae un tapete con las 15 cartas representadas y en cada una un breve resumen que te indica lo que hace. Está todo pensado.

Con las pocas cartas que trae el juego puede parecer que se pueda agotar fácil y rápido, pero todo lo contrario, con solo esa pequeña diversidad de cartas han conseguido sacar un juego con muchísima profundizad y variabilidad. Si a esto le sumas que se puede descargar otras formas de juego desde la propia web del juego de manera totalmente gratuita, las opciones de quemarlo son impensables.

Cuando compré el juego, hace ya dos años creo recordar, lo hice en la tienda 4Dados. Son los encargados de traer este juego a España y de su traducción. Ayer mismo se terminó el kickstarter de una nueva oleada de este juego, por lo que en breve volverá a estar disponible. La edición en castellano incorpora los tapetes de resumen de las cartas, el original es en tela y la española es en neopreno. A mi parecer la original está mejor puesto que sigue en la linea de producción de todo el juego y te da la sensación de tener un tesoro en la colección. 

Llama la atención por su material, gusta cuando se juega por primera vez, destaca con unas pocas partidas y lo disfrutas cuando finalmente lo controlas y sabes lo que buscas. Funciona bien a dos a tres o a cuatro jugadores. No requiere mucho tiempo para ser jugado. Y cuando lo prueba alguien no se juega solo una, se repite, el juego pide más.

Por contra, la dificultad del juego reside en la cantidad de cosas diferentes que hacen las cartas y lo difícil que es entrar. Las veces que he enseñado este juego lo hago reduciendo el numero de cartas seleccionables en el mazo inicial. Dejo fuera todas las cartas de intriga en la primera partida y ya si los jugadores has entendido la mecánica y las cartas más básicas introduzco el resto. 

La primera por la izquierda es una carta de Monje, la segunda es un Vasallo, la tercera es una carta de política llamada Aliados y la cuarta es un Príncipe.


Precisamente por el motivo de la dificultad que le veo a entrar en el juego no recomiendo este juego para quien quiera jugarlo una vez cada cuatro meses. No recordarás nada a no ser que juegues a su versión digital. 

También tiene azar. Piensa que solo tienes 24 cartas y que has podido meter pocas del mismo tipo, cuando la necesites es probable que ya sea tarde o demasiado pronto y el control que tienes en esto es pequeño. Puedes optar por incluir más cartas de las que consideres fundamentales, pero no tendrás todas las opciones disponibles y puede frustrar ver que tu mano, no funciona y la de tu rival va rodada aun habiendo previsto todo cuando has creado tu mazo.  

Teniendo en cuentas estos aspectos solo puedo recomendaros este juego. En grupos muy diferentes en los que lo he probado ha gustado y creo que a vosotros también os puede gustar.

Link a las reglas en castellano: http://ortusregni.com/reglas/

Un saludo y gracias por leernos,


30/5/18

Bus... del trabajo al pub? como tiene que ser

Vamos a seguir hablando de algun que otro Splotter, asi que le vamos a dar el turno al Bus, juego del año 1999 y que, me atreveria a decir, que inspiro mucho a la mecanica del Caylus de colocaciond e trabajadores, aunque el segundo se haya llevado mas fama al respecto.
Creo que la reseña no va a ser muy larga, este es un juego de esos que ofrece muchisimo con muy poco, al mas puro estilo Splotter.



Resumidamente, en Bus, de 3 a 5 jugadores, se van a meter en el papel de señores que manejan lineas de autobus para llevar a la gente de la ciudad a donde quieren. Ampliando su linea de autobuses, la capacidad de los mismos, trayendo mas gente a la ciudad, construyendo edificios... para, al final, ser el que mas gente a llevado a su sitio de preferencia, que es lo que da los puntitos.

Y aqui tenemos lo primero que me gusta del juego, el tema de llevar a la gente a donde quiere, y esto lleva un sentido logico. La gente que esta en casa se va a ir a trabajar (voy a omitir el verbo querer), una vez que estan en el trabajo se van a ir al pub, y una vez que estan en el pub se van a ir a casa. Parece que todo tiene sentido no? Aunque aqui no haya espacio para los fines de semana, es una secuencia de lo mas logica.

Como deciamos al principio, Bus es un juego de colocacion de trabajadores, tenemos nuestro tablero de ciudad donde se van a mover los pasajeros y los autobuses, y tenemos el tablero de las acciones donde vamos a colocar nuestros trabajadores.
La colocacion de trabajadores es en plan programacion, ya que vamos a colocar nuestros trabajadores, pero no se van a ejecutar hasta que todos pasemos, teniendo efecto lo que se ejecuta primero sobre lo que va a suceder despues, a que se parece al Caylus. Por eso me atreveria a decir que influyo mucho en este ultimo, o incluso que es uno de los padres de la mecanica de colocacion de trabajadores tal cual, aunque esto ya sea mucha presuncion.
Una palabra mas sobre la colocacion, no solo hay que tener en cuenta lo que va a pasar y en que orden va a pasar, sino que tenemos un numero limitado de trabajadores, y esta es otra parte que lo convierten en una genialidad, ya que tendremos 20 trabajadores para toda la partida, y en cada turno vamos a colocar un minimo de dos, una vez que has colocado dos ya tienes opciones de pasar. Asi que tienes que gestionar muy bien cuantos necesitas colocar, cuantos vas a colocar y que es lo que vas a poder hacer ese turno. Y me diras tu... pero si luego los recupero... y ahi te equivocas amigo. Los trabajadores que se colocan ya no van a volver mas a tu reserva, se van a la reserva general llegando a provocar uno de los finales de partida (cuando solo un jugador, o ninguno, tiene trabajadores en la reserva la partida termina). Asi que mas te vale pensar bien y gestionarlo todo, si te lanzas tu solo a colocar trabajadores y los demas son conservadores vas a estar varios turnos mirando al techo, y a la inversa, si tu solo eres conservador y los demas no, te vas a encontrar que se termino la partida y a ti te queda mucha gente por usar.

No voy a decir mucho sobre las acciones disponibles, estas son ampliar tu linea de autobes, aumentar la capacidad de los mismos, traer mas pasajeros, construir mas edificios, mover pasajeros, ser jugador inicial y parar el tiempo...esperate, parar el tiempo? Pues si, por lo que se
ve hay un cientifico loco en la ciudad que ha descubierto como parar el tiempo (a efectos de juego: se para el reloj y no se sigue el ciclo logico de casa- trabajo- pub). Eso si, si el tiempo se para demasiado se produce una paradoja espacio temporal que lo destruye todo, es decir, se acaba la partida. Esta accion puede que no la veas en las primeras partidas, ya que no es facil de controlar, pero... si tu no vas a poder mover pasajeros y los demas van a mover muchos... mira tu por donde, ya no van a mover porque la gente esta donde quiere.

Y todo esto que acabamos de contar se hace turno tras turno hasta que quede solo 1 jugador con trabajadores, se produzca la paradoja espacio temporal o ya no haya mas edificios que construir, acabandose la partida.

Es obligatorio decir que el juego es feo de pelotas, si la gente dice que el Food Chain es feo es porque no conoce los diseños antiguos de estos chavales, que si, que hacen juegos muy buenos... pero el estilo en los ams antiguos...

No se que mas decirte, es un juego que en 1 hora, con unas reglas super sencillas te ofrece mucho en lo que pensar. La interaccion es constante y brutal, ya no solo en tu planificacion de acciones, de si vas a ir primero o ultimo en las mismas o la potencia con que las vas a poder hacer, sino tambien por donde se amplian las vias de tus autobuses, donde hay pasajeros que llevar, quien los va a llevar primero, y si, de golpe y porrazo, ese pasajero que ibas a mover se encuentra con que le han construido un edificio que le gusta al lado de donde esta...

Aunque el objetivo final es solo uno, mover tantos pasajeros como puedas para conseguir puntos, la forma de hacerlo es muy amplia. Puedes tener una via muy amplia de autobuses para tener acceso a mas gente y a mas edificios, puedes tener unos autobuses muy amplios que muevan a mucha gente de una vez, puedes dedicarte a meter gente en la ciudad... ante todo, mucha tension en un momento super rapido.

Escucho muchas veces a la gente decir que a ver si lo reeditan, no se por que me da que este no va a tener tal reimpresion. Vale que ahora Splotter esta reimprimiendo algunos de sus juegos, pero lo estan haciendo con los mas conocidos, o los que se consideran sus grandes titulos. En este caso se trata de uno algo mas desconocido, eso si, todo el mundo al que se lo he enseñado ha quedado enamorado, pero no por su arte grafico. Por el momento...si alguien lo quiere conseguir, a rezar que alguien lo ponga a la venta por precios "algo" elevado

Y para terminar una foto artistica de la parte trasera del juego, para que os deleiteis con el arte (como bien decian en la bgg, una oda a la inocencia de la juventud)



22/5/18

The Sands of Time, Spielworxx y civilizaciones...

Pocas veces he jugado un juego y no he sabido o no he podido valorarlo al completo despues de una partida. Por regla general, si me pasa esto es por todo lo que ofrece el juego o todo lo que se puede hacer en el.
Asi que podemos definir esta entrada como las primeras impresiones del Sands of Time, aunque no me gusta mucho esa nomenclatura.


The Sands of Time es un juego de Spielworxx (esa editorial que saca buenos juegos, aunque de vez en cuando puede sacar una castaña, y que siempre suele hacer alguna pifia con los componentes) en el que vamos a manejar una
civilizacion cuyo objetivo es dejar tu huella en la historia, para ello vas a tener que escribir tus propias cronicas, contando lo que has hecho a lo largo de la historia.

Voy a adelantar que el juego me ha gustado mucho, me ha dejado muy buenas impresiones y con unas ganas enormes de repetir. Aunque no se si me atrevo a valorarlo a fondo.

Asi pues, tenemos una civilizacion, tenemos unas cronicas que escribir y un mapa con muchas fichas...que mas nos encontramos por aqui?
Vamos a intentar resumir el tema, que no me gusta poner las reglas en una reseña. Mediante una mecanica de programacion de acciones vamos a ir haciendo turnos durante varias generaciones, para que, cuando acabe una dinastia miremos lo que nuestra civilizacion ha escrito en las cronicas.


Es decir, una partida de Sands of Time dura tres dinastias (tres puntuaciones), y cada dinastia va a tener varias generaciones, y cada generacion va a tener varios turnos.
En esta parte tenemos una de las gracias del juego, las cartas que tenemos disponibles no van a recuperarse, una vez que las usemos, hasta el final de una generacion. Ademas, cada generacion va a durar entre dos y cuatro turnos, porque al final de cada turno se tira un dado, si es el segundo turno se acaba la generacion con un 1 o un 2, si es el tercer turno tambien con 3 y 4. Y si se acaba la generacion, tenemos que comprobar si se ha acabado la dinastia, segun un track que va avanzando cada turno.
Como te resumo yo esto...aunque no se sabe a ciencia cierta cuanto va a durar cada generacion, ni cuanto va a durar una dinastia, no tienes un caos en ello. Mas o menos se ve lo que va a suceder y puedes planear al respecto. Aunque siempre puedes arriesgarte un poco a la epica, o ver que la generacion se acaba demasiado pronto (no todos los lideres vivian lo mismo).

Bien, a continuacion tenemos la programacion de acciones, con las cartas que tenemos. Cada turno vamos a poner dos cartas boca abajo, que seran las acciones que vamos a hacer, y no se van a revelar hasta que no sea tu turno (sopresa, sorpresa... que te has ido donde iba a atacarte bwahahahaha). Como deciamos mas arriba, estas cartas solo van a ser de un solo uso en cada generacion (con una excepcion), asi que hay que planear muy bien que es lo que queremos hacer, como lo vamos a hacer y cuando lo vamos a hacer, o si se va a acabar la generacion y no espero, o me arriesgo a que no acabe y espero un turno mas.
La excepcion es que puedes utilizar una carta de un turno anterior, pero eso no le gusta a tu gente y va a aumentar tu nivel de descontento (mas sobre esto a posteriori).
Ademas, las cartas van a tener unas opciones "avanzadas", que solo se van a poder utilizar si esta esa parte desbloqueada... y como se desbloquea? pues avanzando en tus tecnologias, o usando una carta espcial que tienes.

Pasemos al arbol de tecnologias y al tablero de herencia. Porque tenemos un tablero con la herencia de tu civilizacion en tres diferentes areas, civil, politica y cultural. Cada una de estas areas va a tener dos arboles de tecnologias, es decir, hay seis vias tecnologicas. De mano solamente vas a saber, o solo van a estar disponibles los dos primeros niveles de cada una, porque el resto de niveles los va a determinar el primer jugador que llegue a ellos (toma ya! aqui tienes variabilidad y una cosa super chula), es decir, hay varias carats de nivel 3, pero se colocaran en la linea que decida el jugador que llegue ahi primero.
Ese mismo tablero tiene la herencia de tu civilizacion en cada una de los tres areas. Esa herencia va a marcar, no solo la puntuacion de tus cronicas, sino tambien la posibilidad de aumentar tu tecnologia, ya que, si tu herencia en esa categoria no es superior al descontento de tu gente, no podras aumentar la tecnologia, logico no? como vas a poner a la gente a estudiar si no esta contenta.
Y tambien marcara la puntuacion de tus cronicas, pero eso lo explicare mas tarde.

Y que es eso del descontento del que ya hemos hablado dos veces? Pues lo que sucede en todo imperio, hay actuaciones del señor que esta al mando que no gustaran a la gente, y eso se mide en una tabla de descontento (solo va de 2 a 7, pero nov amos a entrar mucho mas alla). Lo que importa del descontento es que hay que controlarlo, porque va a marcar el coste de alguna de tus acciones (hay que contentar a la gente), asi como tus opciones de conseguir nuevas tecnologias, ademas que tendra su influencia en el combate.

Como decia, no vamos a entrar en las acciones al detalle, pero el juego tiene interaccion por todos lados... en la ocupacion en el tablero, con las caravanas para comerciar, la carrera tecnologica, el que tenga una civilizacion menos decontenta, por donde esten saqueando tus guerreros, por donde cojan recursos tus aldeanos...
Y lo que si quiero hacer es recalcar el combate y ocupacion de las zonas. Una cosa que tiene este juego es que puede haber gente de muchas culturas en un mismo territorio, y no por ello haya que pegarse, pero si asi se decide, lo hace de una forma muy chula.
A diferencia de otros, el combate no implica controalr un terrotorio. Asi que te tienes que pegar en una provincia donde haya gente de varias culturas (es decir, de otro jugador), los aldeanos tambien zurran, aunque menos, pero sus antorchas y sus azadas tambien hacen daño. El dato que quiero resaltar del combate, aparte de que se puede convivir en paz (ejem, ejem, luego lo explico), es que, sin tener nada de azar, no es un resultado fijo. Para combatir sumas la fuerza de tu gente en esa region, y le añades el valor de un dado multiplicado por 3, pero un dado que eliges tu, no que tiras, pudiendo ponerle un valor (en secreto) igual a la diferencia entre 7 y tu nivel actual de descontento.
Una vez que te pegues, o no, anexionarte el territorio es otra historia, hay ya hay que pagar segun la grandeza de tu imperio.

Quereis mas acciones? Pues las hay, pero no vamos a entrar al detalle. Hay muchas cosas a tener en cuenta en este juego, ademas que tiene muchisima interaccion.

Solo quiero recalcar un par de cosas mas. El tema de los limites de poblacion en las regiones, cosa que varia de partida a partida, pero que vas a saber de antemano y va a ser fijo. Todas las provincias tienen un limite, logico, no podemos meter millones de gente en Creta, y si este se supera...malo malo. Recordais que dije que pueden vivir gente de varias culturas? Nunca dije nada de que hubiese un limite... y asi es, realmente no hay limite, pero si te pasas de la cantidad de gente que puede soportar ese territorio, la gente no esta feliz, y el nivel de descontento del lider que controle ese territorio subira, vaya por Dios, que la mitad de la gente no es tuya? Pues aprende a controlarlos!!! vamos, que te puedes meter en los territorios ajenos solo a expoliar y aumentar el descontento de  otro imperio.

Y, por ultimo, si, ya acabo, el tema de la puntuacion, con un sistema que me gusta mucho. En la partida va a haber solamente tres puntuaciones, al final de cada Dinastia (hay unos bonos finales, pero no son relevantes ahora). Y que se puntua y cuantos puntos consigues? Pues los que tu quieras, asi de simple, no?
Dentro de nuestro set de cartas, tenemos unas cartas que se llaman cronicas. Todas ellas nos piden unos requisitos, asi como un nivel de herencia determinado, si lo cumplimos nos llevamos los puntos, hale, ya esta.
Pero es que esas cartas las tienes que jugar, ya que, unad e las acciones que tienes para realizar en tu turno es lad e jugar una carta de cronica. Una de tus acciones, con la programacion y limites que hay, es coger una carta de cronica y colcarla boca abajo en una de als categorias, si boca abajo!!! de tal forma que todos los demas saben que vas a intentar puntuar en esa categoria, pero no saben cuanto, ya que las cartas van subiendo en puntos y requisitos. Sirva como ejemplo que si controlas 4 territorios te vas a llevar un punto, pero si controlas 6 te llevas unos 6 puntos, o no es lo mismo que construyas un acueducto en tu capital, que esta tenga ademas un coliseo, una cantera y una libreria. Se sabe donde vas a ir a puntuar, pero no se sabe cuanto, y, por supuesto, espacio donde nno pongas carta, espacio que no vas a puntuar.

Asi que solo me queda decir que el juego me ha dejado unas sensaciones super agradables, no voy a entrar en estrategias ni nada similar, como que ya he escrito poc no? Muchisima interaccion, hay muchas cosas a tener en cuenta, esta todo muy relacionado, y, al principio, vas a estar mas perdido que un pulpo en un garaje. Requiere mas partidas para ir viendo todo lo que tiene el juego, hay muchisimas opciones, muchos caminos, muchos quebraderos de cabeza, mucahs alegrias y muchas lagrimas.

De momento no me ha dejado ninguna mala sensacion, pero si que hay que comentar que hay una hoja de ayuda con mucho texto, ya que te explica lo que hace cada edificio y todas las tecnologias (tambien las categorias de puntuacion, pero esto lo aprendes en seguida), y puede ser un poco farragoso tener que estar con eso toda la partida, aunque te vas quedando con las cosas en seguida (no hay edificios sin sentido... la cantera te va a reducir costes, las murallas subir la defensa, la irrigacion aumentar tu cosecha...)
Y decia al principio que Spielworxx la suele cagar con los componentes no? Pues mi primer comentario cuando vi todo lo que trae el juego, y trae mucho, es que esta vez no lo habian hecho, que esta todo correcto... pero luego en el mapa no hay espacio para todo eso!!!!



Resumen final? Pues, aunque ya dije que terminaba hace un buen cacho, creo que me falta mucho por escarbar de este juego, aunque creo que le he visto casi todo lo que puede ofrecer, y no hay mejor resumen que decir que estoy como loco por volver a jugarlo!!!!
Solo un consejo, dicho por el propio diseñador, mas vale que os paseis cinco minutos programando lo que quereis hacer, que cinco minutos ejecutando vuestras acciones. La programacion es simultanea, la ejecucion va por turnos

18/5/18

Gretchinz! (2018)

Gretchinz! (2018)

Editorial: Devir
Diseñadores: Roberto Fraga y yohan Lemonnier
Artista: Albert Monteys



La pasión de los pieles verdes por la velocidad y la violencia es conocida en toda la galaxia. No es raro ver (desde una distancia razonablemente segura, por supuesto) pequeñas multitudes de Orkos de diferentes clanes que utilizan sus mejores Gretchinz en locas carreras donde estos pilotan buggies que han sido construidos con lo que tienen a mano. No hay necesidad de señalar que la potencia de fuego y la velocidad son mucho más importantes que la seguridad de los corredores cuando se trata del diseño de tales artilugios.

Con este juego podrás recrear estas frenéticas carreras, enfrentandote a estos locos fanáticos de la velocidad. Juega tus cartas astutamente e intenta gestionar tus ataques y movimientos de forma inteligente, antes de que tus rivales tengan la oportunidad de hacer lo propio.

Gretchinz! es un alocado juego de carreras desde 2 a 4 jugadores (que se puede ampliar a hasta 8 jugadores con una segunda copia del juego).

Los jugadores lanzarán sus dados todo al mismo tiempo. Estos indican el tipo de acciones que los jugadores pueden realizar: mover, atacar, robar nuevas cartas, etc. El primer jugador que alinee los dados gritará "¡Waaagh!" Y todos los demás tendrán que arreglárselas con los resultados que tengan en la mesa en ese momento. Para añadir aún más incertidumbre a todo esto, cuando se produzca un ataque, el jugador que lo esté realizando no sabrá con certeza si las cartas que tiene son lo suficientemente buenas para ejecutar dicha acción. Esto es debido  a que los jugadores sostienen las cartas en sus manos de tal manera que no podrán ver el lado relevante (mientras que el resto de los jugadores puede ver la potencia de fuego del resto de los oponentes).

MATERIALES:

Gretchinz se presenta en una caja mediana. Tiene unas dimensiones similares a lo que vendría a ser un Unlock por poner un ejemplo.



Dentro de la caja nos encontramos unos pocos toquens de carton, cartas de gramaje medio, paneles para lso jugadores, 4 buggies y 12 dados. Además del reglamento.

Nada del juego es ningún espectáculo. Cumple, pero no es un juego que nos llame por sus acabados.

¿Qué es gretchinz! y que nos ofrece?
Como he indicado anteriormente se trata de una carrera ambientada en el universo de Warhammer en la que lógicamente debemos de tratar de acabar primeros. Si habéis llegado hasta aquí y os habéis leído la entrada prácticamente ya sabréis jugar.

La pista sobre la que correremos se irá construyendo aleatoriamente mediante cartas. En los preparativos del juego solo se desvelará la primera fila de cartas, a medida que los jugadores vayan avanzando se irá viendo el resto del recorrido. La carrera la ganará el jugador que antes llegue a la séptima carta. En caso de empate hay dos factores que harán el desempate.



La mecánica es sencilla. Todos a la vez empezaremos a lanzar nuestros tres dados, cuando consideremos que nos convence alguno de los tres los vamos poniendo en orden de ejecución en nuestro panel de jugador. El primer jugador que coloque sus tres dados gritará “Waaaagh”, y todos los jugadores se tendrán que contentar con lo que ya tengan puesto en su panel (si es que tienen algo puesto) y lo que hayan obtenido en su última tirada.

Ahora empezando por el jugador que gritó “Waaaaagh” y siguiendo el sentido de las agujas del reloj los jugadores realizarán sus tres acciones en el orden en el que lo hayan colocado en su panel.

Cada cara del dado nos va a dar una acción diferente:

  • Avanzar: una cara del dado nos permitirá avanzar en diagonal hacia la izquierda, otra cara del dado hará lo propio pero a la derecha. No existe la opción de avanzar recto.


  • Robar dos cartas: Pues eso.


  • Usar la habilidad de tu clan: esto es opcional. Los clanes tienen habilidades especiales, si jugáis con ellas este símbolo del dado te permitirá usar la de tu clan, si por el contrario no jugáis con ellas, esta cara del dado se considerará nula.


  • Ataque: Se podrá atacar a cualquier coche en carrera o a una zona del mapa. La mecánica para realizar ataques se realiza sacando cartas de tu mano. Por cada ataque que realices a otro contrincante sacarás dos cartas de tu mano, mientras que si a lo que atacas es a una zona del mapa solo sacaremos una carta. Como he indicado anteriormente tu no sabes si tus cartas son de ataque o de fallo, pudiendo desde hacerle daño a tu rival hasta terminar haciéndotelo a ti mismo.


  • El Ojo de Morko: Sirve para que otro jugador te indique cuantas cartas de ataque tienes en tu mano. No se puede mentir.

Cuando alguien recibe tres daños pierde un turno.



CONCLUSIONES:

Estamos ante un juego del que he oído muy buenas impresiones pero lamentándolo mucho a mí no me ha gustado. Es un juego sencillo y familiar y aunque me gustan este tipo de juegos (y más si le añades que es un juego de carreras), en este caso me parece demasiado azaroso, demasiado caótico y con prácticamente ninguna decisión. Las tiradas de dados no te dejan mucha opción. Lo que te salga en ellos es lo que vas a terminar haciendo. No es mi tipo de juego. 

Como cosas positivas diría que es divertido para jugarlo con niños. Eso de estar lanzando dados a toda velocidad para tratar de ser el primero en gritar les encanta o por lo menos en casa ha gustado.

Me da pena no poder destacar nada más de este juego, pero sinceramente no veo más.

Un saludo y gracias por leernos,

16/5/18

De cuando lo que importa es el grupo

Siempre estamos hablando de que si tal juego es bueno o aquel otro es malo, que si este encaja para este grupo de personas o que no se te ocurra meterle ese juego a esos otros, que si ese juego es grupo dependiente, que si el juego es multisolitario, que si.... mil cosas diferentes.

Siempre nos vanagloriamos o presumimos que nuestra aficion es una aficion muy social, que lo mas importante es la gente con la que juegas, que el grupo de juego es lo mas importante...

Pero entonces... si lo mas importante es la gente con lo que juegas, puede el juego en si tener alguna influencia? Y a que vienen las tonterias estas que esta diciendo el bicho peludo? Ya se le esta yendo la pinza y todavia no son las 12 de la noche?

Muy simple, la reflexion, o tonteria del momento, va sobre el grupo de juego. No sobre un analisis de los grupos de juego en si, que esto puede dar lugar para escribir sobre ello tambien, sino sobre como se disfruta el grupo de juego, de que de verdad que lo que mas importa es el grupo de juego.

Creo que por fin voy a hacer una entrada corta y llena de ñoñerias, pero llevaba tiempo con ello en la cabeza, y que mejor que ponerlo por escrito.
Si, lo que realmente importa es el grupo de juego. Habra ocasiones en que tienes un grupo de juego con el que te lo pasas bien, pero con el que ya pones limitaciones a lo que juegas, que no todos los juegos encajan en ese grupo, eso no es malo, eso no quiere decir que no disfrutes de los juegos o que no disfrutes de la gente.

Pero que sucede cuando encuentras al GRUPO DE JUEGO (si, en mayusculas)? Que el juego no importa. Cuando tienes la suerte de encontrar el grupo de juego perfecto, el adecuado...que mas te da su estas jugando un Catan, un Time's Up, un Sword of Rome, un Genesis, un Agricola... lo que sea. En esas circunstancias te da igual el juego, sabes que vas a disfrutar de cada momento de esa partida, juegas a lo que haga falta, porque en el fondo nos gusta jugar, pero te da igual a lo que sea.

Si, vale, reconozco que siempre nos dejamos llevar por nuestros gustos ludicos, esa parte siempre va a estar ahi, siempre nos va a influenciar lo que va a salir a la mesa... pero que mas da, lo que nos gusta es jugar y sabes que te lo vas a pasar genial con esa gente, que vas a disfrutar cada momento de la partida y que vas a recordar esa partida durante mucho tiempo, incluso a juegos de los que tu consideras que no son para ti, te seguiras acordando de esos buenos momentos.

Y todo este rollo para que? Pues para decir que aqui estamos para disfrutar, dejemonos muchas veces de tonterias y disfrutemos de ese grupo que tanto nos gusta. Disfrutemos de nuestra aficion, que el juego es bueno? mejor, pero no es una aficion muy sociable? Disfrutemos realmente de eso.
Tengo la suerte de tener un par de estos, aunque, por desgracia, no los tengo cerca... y mas de uno y mas de dos los considero amigos, como si tengo que jugar a un tres en raya con ellos.

11/5/18

Crónica: Pendragón. Por Imanol Intziarte


CRÓNICA: Pendragon, toma y daca en Britannia.

Por Imanol Intziarte.



Después de mi crónica al Here I Stand, me animo con otro texto sobre primeras sensaciones a juegos densos. En este caso se trata del Pendragon, el último volumen publicado de la Serie Coin.

Un compañero de club, con el que solo había jugado una vez, me escribió por whatsapp a finales de febrero, comentándome que nunca había probado un juego de la serie Coin y que estaba con ganas. Otro colega, este integrante del grupo habitual, tenía el Pendragon por estrenar.

Se juntaban el hambre y las ganas de comer, así que buscamos una cuarta persona y fijamos fecha para darle los primeros mordiscos. Nos concedimos unas semanas de plazo para estudiar el reglamento, y ya de paso sorteamos las facciones en juego.

Pendragon refleja la época posterior a la marcha de los romanos de Britannia. Por un lado tenemos al Dux –narrador de esta crónica– y los Civitates, que componen respectivamente el poder militar y civil de los britanos. Por otro lado los bárbaros, Sajones y Escotos, cuyo objetivo es invadir la isla para conseguir riqueza y también construir asentamientos.

El juego ofrece 4 escenarios, dos cortos, uno medio y otro largo. Así que el día en cuestión la primera tarea era decidir con cuál empezar. Servidor planteó uno de los cortos, pero el dueño dejó entrever que eso es de cobardes, que a ver si nos va a saber a poco y que total, el despliegue inicial del largo y del primero de los cortos es idéntico.

Preparación
Pues nada, a darle calor. Los que más experiencia teníamos con la serie Coin solo habíamos jugado en su día un Falling Sky de aquí te pillo y aquí te mato, sin enterarnos de por dónde nos pegaba el aire, por lo que todo hacía augurar un importante gasto de neuronas.

La colocación inicial se hace bastante larga porque hay que colocar un montón de piezas en función de cada escenario. Llama la atención que los bárbaros –fichas verdes y negras–, empiezan todas fuera del tablero, que está lleno de rojas y azules.

Detalle.


La primera carta que pusimos boca arriba permitió arrancar a sajones y escotos, que realizaron sus primeras incursiones. A pesar de los contraataques del Dux y del Civitates, ambos terminaron la primera época con sendos asentamientos y control en las regiones de Durotriges (sajon) y Ordovices (escoto).

Eso sí, los britanos aguantaron bastante bien el tipo y consiguieron mantener el Gobierno Romano, sin que bajara a Autonomía. Los bárbaros no consiguieron ganar mucho renombre, lo que le dio al sajón una excusa para su habitual recital de lloros, quejas y rostro serio de «vaya mierda de juego, siempre me toca la peor facción».

Por cierto, si algo aprendimos también es que el Dux tiene que llegar a los finales de época con unos recursos ahorrados, porque si se queda con la caja vacía le cae una dolorosa puñalada. La letra con sangre entra.

 Al poco de comenzar la segunda ronda, una pausa para refrescar las neuronas, rellenar el estómago con unos bocatas en un bar cercano e ir comentando la jugada.

En la reanudación, toma y daca, toma y daca, con los britanos apagando los fuegos que los bárbaros encendían en los cuatro puntos cardinales. El escoto consiguió dejar en mínimos la defensa naval de la isla y con un evento concentró casi toda la caballería del Dux en una esquina y alejada de las carreteras.



El Civitates logró un botín de riqueza para abrir un hueco que le permitiría derrocar el poder militar y pasar a poder civil en la próxima época. Y servidor, que como suele ser su costumbre en estas partidas iniciales no sabía por dónde le caían las ostias, creó unos foederati –tropas bárbaras mercenarias–, más que nada «para saber cómo funciona esto». 

Cuando ya se olfateaba el final de la segunda época, y la hora de plegar velas, porque ya rondaban las dos de la madrugada, el escoto no tuvo mejor idea que jugar su evento crucial, una carta que tiene cada facción y que puede usar una vez durante la partida cuando le convenga.


Final de la segunda época.

Esa en concreto les permite a las dos facciones bárbaras llevar a cabo un porrón de incursiones, lo que supuso que el mapa se llenara de fichas negras y verdes con cubitos dorados de botín a sus espaldas. El Dux y el Civitates consiguieron cortar en parte la hemorragia, pero todo apuntaba a que, de seguir la partida, lo iban a llevar crudo para no ser avasallados por los invasores.

Así dimos por terminada esta primera toma de contacto, no sin antes quedar para volver a darle otro tiento. Ya tenemos fecha concertada, en breve seguiremos desentrañando los misterios de Pendragon.

CASTING

Partida jugada el día 30 de abril de 2018.

Starring: Imanol (Dux), Javi (Civitates),  Xabi (Sajones) y David (Escotos).





8/5/18

UR 1830 bc....18XX... o no...vete tu a saber

Para el que no lo sepa, UR 1830 bc es el homenaje que hicieron mis amigos de Splotter Spellen a la familia de los 18XX. El problema, si es que es un problema, es que le han metido tal vuelta de tuerca que no se sabe si realmente esta dentro de la familia de los 18XX o no...



Si tenemos en cuenta que me encantan los 18XX, y sobra decir que soy un apasionado de Splotter Spellen...ya llegamos a la conclusion que este juego lo tenia que tener, era ams que factible que me gustase... y a ellos vamos.

En el UR 1830 bc vemos muchas cosas de los 18XX, pero, en lugar de ponernos a hacer vias de trenes y comprar y vender acciones de esas compañias, vamos a comprar terrenos en diferentes naciones de UR hace unos pocos de años, vamos a contruir canales para el agua, vamos a construir infraestructuras para repartir este agua y vamos a ver como baja el agua por el rio para llegar a esas naciones.
Tenemos la construccion de vias, tenemos el mercado de acciones, tenemos el recorrido de los trenes... pero adaptado a una epoca un poco mas antigua.

Como realmente no se si enfocar esta reseña en comparativa con los 18XX, ya sea parecidos o diferencias, creo que mejor hablamos de lo que sucede en el juego y que luego cada uno saque sus conclusiones. Como adelanto, es un juego que me encanta, mucha tension, mucha interaccion y la partida se puede jugar en una sola sesion.

Como deciamos, trasladamos la filosofia de los 18XX a la antigüedad, asi que en lugar de tener compañias privadas por las que subastar, aprovecharnos de ellas y luego venderlas cuando nos interese, aqui tenemos lo que se llama naciones independientes, pero que su funcionamiento es el mismo. Existen 6 naciones independientes para empezar la partida y que vamos a subastar para empezar... tenemos la que nos da terrenos de una nacion, la que nos regala infraestructura, la que nos da canales...y, mientars no nos de ese beneficio, nos va a dar ingresos en las fases de "operaciones".

Luego tenemos una fase de asentamiento, que, misteriosamente, se parece a una fase de acciones de un 18XX. Aqui viene todo el mercadeo de los terrenos, en lugar de andar comprando y vendiendo acciones, vamos a comprar y vender tipos de terreno. Tenemos cuatro tipos de terreno (montaña, desierto, bosque y llanura), y cada nacion va a tener determinada cantidad de cada. Nuestro objetivo es vender caro y comprar barato, al mas puro estilo de un mercado de acciones...pero...aqui viene una cosa que me encanta.
El Rey de cada nacion, lease el que toma las decisiones, sera el que mas terrenos tenga de una nacion, pero estos terrenos seran de diferentes tipos y tendran diferentes valores en el mercado. Vamos a poner ejemplo para que se entienda mejor. En el 1862, por ejemplo, el director de la compañia sera el que mas acciones tenag de esa compañia, y esas acciones tendran un valor en el mercado y fluctuaran dependiendo de las actuaciones d ela compañia y otros factores. En el UR 1830 el Rey de la nacion sera el que mas terreno tenga en esa nacion...pero, comod eciamos antes, los terrenos son de cuatro tipos, y cada uno tendra un precio diferente y fluctuara de forma diferente...puedo ser el Rey de una nacion con 3 desiertos y 1 llanura y tu tener 3 montañas, con mas valor, pero sin ningun poder de decision.
Es decir, el precio del terreno va por un lado, y el Rey de la nacion va por otro.
Hay que decir que en esta fase tenemos la opcion de subastar por ser el primero para la sigueinte ronda de asentamiento, cosa que esta muy chula y que no lo deja todo al orden de compra y venta.

A continuacion tenemos una fase de desarrollo, que tambien se parece a una fase de operaciones. En esta fase actuaran las naciones que ya hayan conseguido tener una cantidad de terreno, y sera el Rey el que decida lo que va a hacer esa nacion en ese turno. Y que puede hacer una nacion? Pues puede construir canales para llevar agua del rio a los terrenos, asimilar naciones independientes y construir infraestructuras.
Lo mas importante a este respecto es la parte de las infraestrucuras, estas son las que marcan la era en la que estamos jugando e iran de menos potentes a mas. Tenemos unas cartas para representar esto, y cada carta se puede utilizar de tres formas diferentes, cuando se compran se decide para que van a servir. Las cartas pueden ser excavadores que los usaremos para hacer canales, presas que cogeran agua del rio y la llevaran a los terrenos adyacentes y bombas que recogeran el agua de las presas y la llevaran mas lejos aun. Y que es lo divertido de todo esto? Que la infraestrucutra no mira colores...si una presa recoge agua, la llevara a los terrenos adyacentes, sean de quien sean, si una bomba recoge agua la llevara a otros terrenos, sean de quien sean!!! Las naciones ganaran dinero segun sus infraestrucutras y los jugadores segun sus terrenos.

Una vez hecho todo esto llega la fase de lluvias, podriamos decir que son todos los trenes de un 18XX corriendo a la vez. Estamos en el año 1830 antes de Cristo, el agua es muy necesario y nos encontramos en una region por donde fluyen 3 rios. Una cantidad de agua, de pendiendo de la era en la que nos encontremos, bajara por el rio...si encuentra una presa retendra parte, segun la capacidad de la presa, para irrigar los terrenos adyacentes, el resto del agua seguira bajando por el rio. El agua que ha llegado a la presa puede irrigar los terrenos o enviarlos a una bomba para que lleguen mas lejos... y asi irrigar todo lo posible, insisto, sea de quien sea.
La nacion recibira dinero segun las infraestructuras propias que haya utilizado, los jugadores recibiran dinero por sus terrenos irrigados, y el precio de los terrenos subira segun las regiones de ese tipo que hayan sido irrigadas.

Y para finalizar? Pues el clasico de tener a una nacion en bancarrota o, en este caso, que las regiones del sur se rebelen... y por que se iban a rebelar? Pues porque no les llega agua, si el agua no llega a las regiones del sur, estos se rebelan y la partida se termina.



Todo esto es el UR 1830 bc, tiene muchos elementos de un 18XX, pero con una vuelta de tuerca que hace que, cuando lo explico, siempre digo que se olviden de parte de lo que saben de un 18XX standard.
Por un lado tenemos el tema del control de las naciones y de los precios de los terrenos, son cosas que aqui van por separado. No son las acciones de una compañia que tienen un precio y deciden quien es el director de la compañia. Aqui no, asi que hay que sopesarse muy bien que terrenos comprar, cuales vender, si nos interesa controlar esa nacion o si hay que conseguir mas montañas.
Y por otro tenemos el tema de las infraestructuras y la irrigacion, me encanta, puedes ser el Rey de una nacion que construye infraestructuras para irrigar los terrenos de otra nacion y llevarte el dinerito, y, lo mas seguro que los terrenos de esa otra nacion sean tuyos. Esta parte me parece preciosa, en lugar de preocuparte de tus trenes y de que no te bloqueen, aqui tienes que mirar que el agua va a llegar a tus infraestructuras y a tus terrenos. Me gusta tu presa, esa presa que va a poner todo el agua en mi bomba para que sea yo el que decida donde irrigar.

Quizas sean estos dos los puntos principales que lo hacen tan especial, pero conserva, o tiene, el resto de caracteres de un 18XX, como la tension del mercado de valores, o ver quien es el Rey de esa nacion que esta a punto de caer en bancarrota.

Sinceramente no se si sera un 18XX o no, pero es un juego que me encanta, la fusion de dos tipos de juegos que se encuentran entre mis favoritos.

2/5/18

Viaje Friki a Londres con niños


Como no solo me interesan los juegos, hoy vengo a hablaros de otra de mis aficiones, viajar. En este caso y debido a las circunstancias del viaje, puede que algo de lo que hicimos os pueda resultar interesante. Aquí os dejo lo que he definido como: El viaje Friki a Londres con niños.



Todo comienza en navidades, el niño estando de vacaciones y el padre con el juego Harry Potter: Hogwarts Battle, del que os hice una reseña no hace mucho tiempo. Casualidades del destino, por esas mismas fechas mi hijo empezaba a ver las películas, en poco tiempo tenía todas las películas vistas (varias veces). Ya estaba el virus inoculado. Desde que vio la primera se volvió loco por la saga y seguido de ver las películas muchas tardes las pasamos tratando de derrotar a Voldemort en el mencionado juego.

Estando a la vuelta de la esquina los reyes magos, estos que son muy sabios e inteligentes decidieron regalarle la varita de Harry Potter, además viendo que sus padres estaban buscando una excusa para volver a la capital británica, la varita vino acompañada de una nota en la que nos “invitaban” a visitar Londres y con ello los estudios donde se grabaron las películas de la susodicha saga.

Nos pusimos en contacto con amigos que podía encajar en la idea y sin mucha insistencia por nuestra parte, en una sola llamada de teléfono cinco adultos y dos niños empezamos a planear lo que a la postre ha sido un viaje precioso.



Dia 1, sábado 21 de abril:

Tras haber jugado la noche anterior al viaje con mi grupo de juego, me dispuse a recoger con algo de sueño a todos los integrantes del equipo para coger el avión desde Bilbao. El vuelo y la llegada a Londres trascurrieron sin problema alguno, y tal y como esperábamos a medio día nos encontrábamos en el centro de la City con toda la tarde libre para poder hacer nuestra primera incursión por la ciudad.

Lo primero que nos dispusimos a hacer fue acercarnos a visitar los lugares más emblemáticos. Unos días antes indagué entre conocidos y el foro de la BSK, tiendas de juegos de mesa para poder visitar. Daba la casualidad de que, en el centro de la ciudad, cerca del metro de Piccadilly Circus, se encuentran dos de las más conocidas. Por tiempo y por el grupo con el que me encontraba no me podía escapar mucho tiempo, por lo que decidí ir solo a la que más halagos tenía de las dos: Orcs Nest.

Orcs Nest:


Dos orcos.


Una pequeña tienda cercana al Palace Theatre y que tiene bastante variedad. Algo de wargames, los euros de todas las tiendas y alguna que otra joya difícil de encontrar pero que por suerte ya tenía en mi ludoteca. Los precios no acompañan, puesto que al cambio no compensa coger nada que no puedas comprar aquí más barato y sin tener que cargar con ello desde allí. En cualquier caso, trato de hacer turismo lúdico allá donde voy y si encuentro alguna cosa rara o difícil de conseguir no dudo en hacerme con ella. No fue el caso. Pero tenían un pequeño juego de cartas con animales en inglés y lo compré para jugar con el benjamín de la casa. No es un gran juego, pero me ha servido para jugar con él a decir los nombres de los animales en inglés.

Después de esto, la tarde transcurrió visitando lo habitual si es tu primera visita a la ciudad que, aunque no era mi caso ni el de mi mujer (esta era mi séptima visita), si que lo era para la gran mayoría del grupo, por lo que decidimos hacer de guías del grupo y enseñarles lo típico. Saliendo del metro en Piccadilly Circus, pasamos por Trafalgar Square, bajamos a la Abadía de Westminster y cruzamos el río para ver el London Eye y su precioso paseo. De ahí nos fuimos a cenar a un mexicano. Empezamos la cena entre Mojitos y margaritas. Eso no podía terminar mal. Y lógicamente terminó bien. De ahí, todo el mundo a dormir.


Día 2, domingo 22 de abril:

Para este día quisimos enseñarles a los pequeños los museos que más les podían impresionar y divertir. Para ello desayunamos fuerte y pusimos rumbo a la primera parada: El museo de la ciencia de Londres.

Museo de la ciencia de Londres:

Este museo alberga las colecciones de ciencia, tecnología, industria y medicina más completas del mundo. Podremos hacer un repaso por diferentes áreas abarcando desde los inicios de la informática hasta los viajes espaciales, pasando por medicina, telecomunicaciones, transporte… La gran atracción de este museo es el valor de los muchos objetos que hay en el mismo y que reflejan una parte del progreso del conocimiento humano. Todo esto es muy interesante para adultos, pero ojo, que si entras aquí con niños lo más normal es que luego no quieran salir.

Como cosas destacables para los adultos, en lo que concierne a los viajes espaciales tenemos una sala con muchos de los elementos que se usaron para las misiones Apollo. Podremos ver uno de los motores de un Saturno V, el módulo de mando de la misión Apollo X, una recreación del módulo lunar con el que entre otros Armstrong bajó sobre la superficie de la luna o cosas más pequeñas, como un calzoncillo de astronauta con una explicación de su uso. Interesantísimo e imposible de pasar por alto si como yo, sois unos espacio trastornados.

Módulo de mando misiones Apollo.


Se trata de un museo interactivo, y es en esas zonas donde más disfrutarán los pequeñajos. Tienen un cine IMAX en el que tendremos diferentes proyecciones, simuladores de realidad virtual en los que podrás desde pilotar un avión, hasta ser un astronauta más dentro de uno de los transbordadores espaciales. Para rizar más el rizo, y para terminar por todo lo alto, si vas a este lugar con niños no puedes dejar de entrar en el llamado Wonderlab.

Calzoncillo de astronauta
Se trata de una galería interactiva dentro del propio museo. Tal y como reza su eslogan:  Alimenta tu imaginación y sumérgete en un mundo de maravillas en la galería interactiva más espectacular del mundo. Pues poco mas que añadir. Tienes más de 50 elementos con los que interactuar y descubrir mediante juegos, diferentes fenómenos científicos que van desde matemáticas, un bar químico, fenómenos atmosféricos e incluso toboganes de diferentes materiales para comprobar el diferente rozamiento de estos.

La única pega es que la entrada a este Wonderlab no está incluida en la entrada al museo, pero repito, si vais con niños es parada obligatoria. Y que narices, si vais solo adultos, pero tenéis un niño dentro también. Aquí disfrutamos por igual los siete que entramos, vosotros no vais a ser menos.
Terminada nuestra visita al museo de la ciencia y a solo unos cuantos metros tenemos el Museo de Historia Natural.


Museo de Historia Natural:

Este museo posee una variada colección con más de 70 millones de especímenes y objetos en colección, pertenecientes a varios campos de la historia natural. Las colecciones más importantes son las correspondientes a las áreas de: botánica, mineralogía, paleontología y zoología.

¡Cómo no voy a entrar aquí si tienen dinosaurios! Pues para dentro.

Una recomendación que os voy a dar y que es extensible a la visita de cualquier museo de esta envergadura, es que hagáis un esfuerzo en estudiaros antes de ir los puntos que consideréis más interesantes. Entrar en un edifico de estas dimensiones y dejarte llevar puede ser un sufrimiento.  Es preferible, por lo menos a mi entender ver menos y disfrutar, que ver todo y agobiarte, y más si se va con niños.

"Dos" mandíbulas de tiburón.


No podemos pasar por alto el edificio, que os llamará poderosamente la atención. La ornamentada arquitectura ha hecho que sea conocida como “la catedral de la naturaleza”.

Interior del museo.


En este museo nos centramos en la parte de la paleontología, su exhibición de esqueletos de dinosaurios es especialmente famosa. Nada más entrar veremos colgado del techo el esqueleto de una gran ballena azul de 10 toneladas de peso y 25 metros de longitud, antes te recibía un esqueleto de diplodocus que ahora se encuentra en otra zona del museo.

En la misma planta que la ballena encontraremos infinidad de esqueletos de dinosaurios. Desde el susodicho diplodocus hasta mandíbulas de tiranosaurios. Nos enseñarán cómo eran estos mastodontes y podremos saber un poco más de ellos y de sus hermanos más pequeños.


Esa tarde, ya a punto de cerrar llevamos a los niños a Hamleys. La tienda de juguetes más conocida de Londres y una de las más grandes del mundo.


Hamleys

Estamos ante una de las tiendas de juguetes más famosa del mundo, que obviamente se ha convertido en una de las atracciones más visitadas de Londres. Recibe más de 5 millones de personas casa año que, desde todas partes del mundo quieren vivir la experiencia de sentirse como niños.

Lego a tamaño natural de Rey y BB8.


A modo informativo, la tienda cuenta con siete plantas, tiene más de 250 años y es considerada la tienda de juguetes más antigua del mundo. Uno de los trabajadores nos indicó que sin poder concretar exactamente cuantos trabajadores tiene la tienda, para la cena de empresa de navidad contratan una discoteca entera para dar cobijo a todos ellos. El día que más visitas llevaba en lo que va de año se superaban las 50.000 personas. Con estos datos puedes hacerte a la idea de que mi hijo estaba más mareado que el padre, que ya es decir. Impresionante tienda, en la que no existe juguete, peluche, puzzle o barbie que no puedas encontrar. Eso sí, de juegos de mesa poco o nada.

Danel y su amigo Yoda.


Para terminar el día cena en Wagamama. Ramen, uno de mis platos favoritos para redondear un día épico. Por cierto, los Wagamama son una cadena de restaurantes japoneses que también se encuentran entre nuestra geografía y que recomiendo encarecidamente.


Día 3, lunes 23 de abril:

Llegó el día gordo. Harry y su séquito esperaban a más o menos una hora de viaje desde el centro de Londres.

Salimos pronto si tener muy claro qué es lo que nos íbamos a encontrar. Mi idea era hacer una visita fugaz para ver cosas de las películas y vuelta a la ciudad una o dos horas más tarde. Error. Seis horas más tarde la visita a los estudios de la Warner Bros fue a la postre lo mejor del viaje.


Warner Bros. Studio Tour: La creación de Harry Potter

Antes de nada, no me considero fan de la saga, no he leído los libros y no ha sido hasta que a mi hijo le despertó interés cuando yo he visto las películas, diré más: no soporto a Harry, es el personaje más vacío, simple, aburrido…de toda la saga. Un tipo sin carácter, aburrido, pesado, plomizo…

Dicho esto, empiezo con la visita.

Entrada a los estudios.


Tras llegar en tren a Watford os desplazareis en bus desde la propia estación hasta los estudios. Allí ya empieza la aventura. En el bus, típico londinense pero con las imágenes de la serie, proyectarán vídeos en la pantalla de las películas de Harry. Sinceramente, los niños iban a atentos y nosotros a lo nuestro. Esto no es para nosotros, es para los niños, pensábamos…

Llegas a los estudios y unas figuras del ajedrez gigante y un gran cartel son las únicas muestras que hacen ver dónde estás. No hay mucha cola y nada más llegar nos hacen pasar.

Entras por una galería donde empiezas viendo los trajes de la próxima película de la saga, Animales fantásticos: Los crímenes deGrindelwald, que se estrenará en los cines el 16 de noviembre de este mismo año.

Aun no hay nada que llame tu atención, pero el hilo musical y los mensajes de las paredes empiezan a ponerte nervioso. Igual hasta al final me gusta y todo.

Maqueta del Castillo de Hogwarts a escala. Se usó para grabar imágenes exteriores.



Llegas a la entrada, al mejunje: personas disfrazadas en la entrada, niños y adultos con capas de Harry Potter, varitas al viento, imágenes gigantes de los autores adornan las paredes, un coche sobre nuestras cabezas, la habitación de Harry, la que está bajo las escaleras de la casa de sus tíos se encuentra ahí reproducida…esto es Hogwarts o por lo menos está muy cerca de serlo.

Míticas escaleras y cuadros.

Te metes en la cola para entrar. Cada turno de entrada es cada media hora. En tu reserva, has marcado una hora de entrada en concreto, en nuestra hora somos pocos, treinta a lo sumo.

Parte del inmenso comedor.


No os voy a fastidiar el momento de la entrada, es fundamental llevarte la sorpresa, pero una vez dentro, ahí no hay duda, entras en Howarts. A flipar. Estuvimos 6 horas de arriba para abajo. Vimos y escuchamos todo como si existiese de verdad. Escobas, coches, motos, escenarios, actores, maquillaje, trajes, planos, escenografía a escala pequeña para grabar exteriores, escenografía a tamaño real…Salgo de la habitación de Harry y me meto en el despacho de Dumbledore, el comedor de Howards, el callejón Diagón, el bosque prohibido, el ministerio de magia…Cada explicación viene acompañada de videos, de los recuerdos de los actores, explican detalles como que dentro del complejo se creó una escuela para que todos los actores pudieran compaginar sus estudios con la ley de protección del menor. Explican dimensiones de los escenarios, ves en vivo la magia del cine y quieres formar parte de ella, pasas a formar parte de ella. Entré siendo un “muggle” y salí siendo el profesor Kalino de Artes Oscuras.

Callejón Diagón.


No me esperaba algo tan grande y la sorpresa fue mayúscula. Os recomiendo acercaros y verlo con vuestros propios ojos. Ahora entiendo lo que abarca un presupuesto de una gran superproducción de cine, lo que mueve y lo que genera.

Chimeneas del ministerio de magia.


Tras visitar los estudios, vuelta a Londres. Decidimos acercarnos a la City, la zona financiera y ver los edificios más grandes de una ciudad que de por sí no destaca por tener edificios de grandes dimensiones. Gran contraste al pasar de ver capas, varitas y seres extraordinarios por la mañana a pasar a ver superhéroes con traje y corbata y corriendo de un lado para otro mientras hablaban por el móvil a la carrera tratando de cerrar operaciones o que se yo…

Cena y a la cama.


Día 4, lunes 24 de abril:

El último día nos acercamos a Notting Hill por la mañana. Un paseo por esa emblemática calle, que aunque no tenía su conocido mercado, sirvió para ver otra zona diferente de la ciudad.

Notting Hill y su típica imagen de pequeñas casas coloreadas.


Mediodía, avión de vuelta y los recuerdos empezando a formarse en la cabeza.

Esa misma noche mientras acostaba al niño y  mi cabeza empezaba a darle vueltas a las cosas que habíamos visto, mi hijo me pregunta:
  • ¿cuando volvemos?
  • Pronto Danel, en cuanto el aita sepa hacer volar la escoba…


Un saludo y gracias por leernos,