12/7/18

Q.E. si hace falta dinero... tu imprimelo

Q.E. son las siglas de Quantitave Easing, Expansión Cuantitativa en castellano, que es lo que hacen los Bancos Centrales cuando imprimen dinero (no voy a entrar en detalle de este tipo de operación).



Pues de eso va este juego, en QE nos vamos a meter en el papel de un Banco Central que tiene que revitalizar la economía de su país, y, para ello, va a tener que meter dinero para conseguir que determinadas industrias se instauren en su país y salgan a flote. Ya está, el tema es este... digamos que es un juego de subastas, en el que no hay dinero, como buen Banco Central, si necesitas dinero lo imprimes.

Y cómo funciona el invento raro este... pues de forma muy sencilla, de hecho las reglas son solo un folio por una cara. Durante la industrialización que vamos a intentar van a estar disponibles 16 empresas, de 4 tipos diferentes y de 4 nacionalidades diferentes, además cada una de mejor o peor valor.
Es decir, la partida va a durar 4 rondas, y en cada ronda saldrán 4 empresas diferentes, 1 de cada tipo... tu papel? intentar conseguir para ti las que más te interesen, pagando el precio más ajustado posible.
En cada turno saldrá una empresa a subasta, el jugador que este activo ese turno (eso va rotando) le pone un precio de salida, a continuación, el resto de jugadores pone su puja por esa empresa en secreto y se la muestra al jugador activo, este examinara todas las pujas y asignara la industria a la mejor puja, anotando el valor pujado detrás de la ficha de industria y sin mostrar ninguno de los valores a los demás jugadores. Es decir, tú vas a saber el precio inicial, lo que tú has pujado y quien ha ganado, pero si se la lleva alguno de los otros dos, no vas a saber el precio exacto. Sobra decir que se puede pujar por debajo del precio de salida (puedes hasta insultar al jugado activo en la información que le pasas en secreto), y en ese caso se la lleva el precio inicial.


Y todo esto lo hacemos hasta que salen las 16 empresas a subasta, momento en el que pasamos a contabilizar los puntos de victoria, y donde viene la parte guapa del juego.
Primero te vas a llevar puntos por los valores de cada empresa (entre 1 y 4)
Después te vas a llevar entre 1 y 10 puntos según las empresas que te hayas llevado de tu país (al principio de la partida vas a tener una bandera asignada)
Luego puntos de victoria por diversificar empresas (si tienes empresas de varios tipos)
A continuación por monopolio (de 3 a 10 puntos por empresas del mismo tipo)
Y... en este momento se le da la vuelta a todas las fichas de empresa que te hayas llevado y se suma cuánto dinero has impreso para llevártelas... el jugador que menos dinero haya impreso se lleva puntitos, pero, el que más dinero haya impreso ha devaluado tanto su moneda que ese país entra en crisis y está fuera de la partida.

Y con esto ya estas casi listo para jugar, solo queda un par de cosas que no vienen a cuento. Es decir, con cuatro reglas y unos pocos componentes tienes un juego de subastas que se juega en poco más de media hora y que te va a dejar una sensación bestial. No solo es guapo estéticamente, ya que esta hecho en madera, sino que has invertido bien tu tiempo.
Si quieres poner una pega a esto, es que el juego es para 4, directamente, en ningún sitio te dice de 2 a 4, no, no, es para 4.


No sé que más sensaciones te puedo decir al respecto, es un juego que me ha encantado y que ha gustado a todo el mundo con el que he jugado se ha quedado sorprendido.
Hay que decir que elimina uno de esos problemas que tienen los juegos de subastas: cuánto vale esta industria? da igual!! el juego se autorregula solo, si la primera industria sale a subasta por 10, el resto de la partida ira en torno a 10, si la primera industria sale por 60, toda la partida irán sobre ese precio.

Y no, no está roto. Si el primero puja 200, y el siguiente baja a 30... se va a mitigar el tema, puede que pierdan todos, o empaten, pero hacer esas cosas no es ir a disfrutar del juego.